FOTOGRAFO DE BODAS

MI MEJOR FOTO EN UNA BODA

 

BODA - M.FLORENCIA+ROMAN 01-07-2018-55.jpg
 

LA SENSIBILIDAD CON LA QUE OBSERVAMOS LA VIDA

Quiero contar qué pienso de esta foto y por qué creo que es una de las imágenes más lindas que hice.


En una boda pasan muchas cosas, realmente es un día lleno de emociones, llantos, risas, corridas, bailes, anillos, ramo, etc.

La boda de Florencia & Roman tenía algo más, era el cumpleaños de 1 año de su hija Alfonsina. Creo que detrás de esta foto existe algo mágico. La tome en el getting ready de su mamá. 


Florencia estaba casi lista para ponerse el vestido, pero de pronto encontró un buen momento para darle el pecho a su hija. Y sentí que algo mágico estaba pasando. La manito de Alfonsina el día de su cumpleaños tocando el pecho calentito de su mamá, el lugar más feliz y seguro donde ella se podía sentir. 


Era el getting ready, todavía faltaba el día entero y una boda con muchísimas fotos más.

Y acá es cuando pienso que es una de las fotos más lindas que hice en una boda.

Por supuesto que la imagen no dice qué día es, si era el día de la boda de sus padres o su propio cumpleaños. Creo que la foto se convierte en un documento por sí mismo, un legado familiar, una imagen que une, que nos hace recordar que la vida tiene instantes mágicos e irrepetibles, que a medida que pasa el tiempo, toma más valor.


¿Se pusieron a pensar dónde podemos transportarnos con una foto? En este caso al pecho de nuestra madre, a ella abrazándonos, dándonos amor.


Y con esta foto compruebo el poder que tiene una imagen, por qué es que amo la fotografía. Porque siento que tiene una magia increíble dentro nuestro.

Si realmente miramos una foto con el corazón podemos sentir muchísimas cosas, podemos viajar en el tiempo, encontrar sentimientos, recordar momentos únicos. Por eso es que la fotografía tiene un valor que con el tiempo es incalculable.

Cuando me pongo a pensar sobre qué es la felicidad, tengo un pensamiento claro: La felicidad son momentos. Que pueden durar un minuto o muchísimo más. Creo que la felicidad son grandes momentos que nos ocurren durante nuestra vida, que no tienen un tiempo definido. 


 

 

Ahí es donde cada día me siento motivado a ser mejor fotógrafo, porque no es la cámara lo que nos hace únicos, sino la forma en la que observamos la vida, el saber que existen cosas mágicas todo el tiempo y quizás algún día tengamos la fortuna de fotografiarlo.